martes, 29 de julio de 2014

La Caja negra no es negra

    Las llamadas cajas negras de los aviones o Flight Data Recorder, son dispositivos que registran la actividad de los instrumentos y las conversaciones en la cabina. Su función es almacenar datos que, en caso de un accidente, permitan analizar y averiguar las causas del mismo. Las cajas negras suelen tener memorias de tipo flash para que no requieran ningún tipo de alimentación energética. En esta memoria se almacenan las dos últimas horas de las conversaciones realizadas en la cabina. Lógicamente esta memoria está protegida por un espeso blindaje de acero que resiste impactos en caso de colisión y una capa de aislante térmico que protege del fuego. Normalmente las aeronaves comerciales llevan dos cajas negras, una para voces en cabina y la otra para registrar datos del vuelo (altitud, velocidad, rumbo y otros parámetros).











    Son fácilmente reconocibles cuando caen en tierra por su color naranja chillón. Se les llama cajas negras por un motivo meramente simbólico, debido al componente trágico del suceso por perdidas humanas en muchas ocasiones. En caso de caída en el agua, como ocurre en la mayoría de las ocasiones, las cajas negras llevan incorporado un localizador con una baliza que se activa con la humedad y emite una señal acústica fácilmente detectable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario