lunes, 1 de septiembre de 2014

Malas Noticias para los Veganos

    


      Seguro que muchos de vosotros habéis discutido con alguien sobre las múltiples razones que existen en pro o en contra de las prácticas veganas/vegetarianas (usaré el término vegano en todo el post para hacer referencia a ambas), independientemente del bando en el que os encontréis. Normalmente las prácticas veganas se defienden utilizando una serie de argumentos filosóficos/éticos, muchos de ellos realmente ciertos y que dan que pensar y otros no tanto según algunos. Pondré algunos de los ejemplos más recurridos:

     Un argumento bastante recurrido, es el de poner de manifiesto que las plantas no poseen un sistema nervioso como el de los animales, y por lo tanto se supone que no sienten "dolor". Pero sin duda el argumento estrella es el del especismo. Según la wikipedia el especismo es "la discriminación contra aquellos que no están clasificados como pertenecientes a una o más especies determinadas", es decir, el hecho de que el ser humano utilice animales o plantas (organismos que no son homo sapiens) para satisfacer sus necesidades tanto alimenticias como fisiológico-culturales. Como consecuencia de estos hechos el ser humano a veces tiene que dañar/perturbar o matar. Según el especismo ésto sería una forma grave de discriminación.

     El último argumento, que a mi modo de entender las cosas es el más acertado, tiene mucho que ver con el primero, y es que para que la carne llegue al consumidor a un precio y en unas cantidades aceptables, la industria muchas veces domestica animales convirtiéndolos en auténticos esclavos acinados en granjas de cría masificadas. Ésto es sin duda lamentable y se podría hacer un consumo de carne mucho más sostenible si se comprase carne directamente a ganaderos locales que den a sus animales una vida digna y sana antes de ser sacrificados.


     Donde quiero llegar con esto es a exponer porqué el razonamiento científico se opone a la distinción un tanto arbitraria que hace la comunidad vegana entre plantas y animales. Lo primero que tengo que decir como Biólogo es que me niego a ceder ante el argumento de que un organismo vegetal importa más que un organismo animal. Las células vegetales son en ultima instancia tremendamente parecidas a las animales. Evidentemente esta afirmación hay que cogerla con pinzas. Un fisiólogo vegetal podría empezar a enumerar diferencias fundamentales entre una célula vegetal y una animal, pero a la luz de la evolución y la biología las plantas, organismos pluricelulares como los animales, no dejan de estar cargados de ADN que "ansia" sobrevivir, replicarse y mejorar. Sustancialmente son lo mismo. Células.

Esquema que representa diferencias entre células animales y vegetales


     Biológicamente nos mostramos mucho más empáticos con animales parecidos a nosotros (concretamente mamíferos), y ésto es normal y lógico evolutívamente. Los mamíferos comparten un gran porcentaje de genes con nosotros. En esencia son básicamente nosotros. En la larga escala de la evolución representamos un paso cualitativo por nuestras capacidades cognitivas, pero no por nada más. Cuando escuchamos chillar de dolor a un ternero, sabemos exactamente lo que siente, porque hemos sentido antes en nuestra fisiología ese torrente electrico-sensorial y esa liberación de adrenalina. Los que estéis mas interesados en este concepto os recomiendo leer "El gen egoista" de Richard Dawkings.

      Estaréis de acuerdo conmigo en que las razones que a priori nos hacen "sensibles" y "socialmente superiores" a los animales son la inteligencia, el dolor, la comunicación "verbal, los sentimiento y el movimiento.

Me gustaría hacer ahora referencia a un autor italiano llamado Stefano Mancuso. Este hombre ha dedicado su vida a estudiar las plantas, y leyendo sus artículos en prestigiosas revistas científicas podemos aprender cosas magníficas de los resultados que publica. Una de las conclusiones más inmediatas al hacer un repaso por su bibliografía es que las plantas realizan todos y cada uno de los procesos que antes nombré, solo que en una escala de tiempo diferente a la nuestra, pero perfectamente comparable. 

     Hay estudios que postulan que existe un fragmento inmediatamente anterior al ápice de las raíces de las plantas (hipótesis que por cierto lanza por primera vez el mismísimo Charles Darwing) en el que se toman decisiones importantísimas como el movimiento radicular. Hay que tener en cuenta que todo el sistema de raíces de una planta funciona de un modo coordinado como una gran red. Se sabe que esta zona se comporta de alguna manera como las conexiones de las neuronas, presentando una gran actividad vesicular. Esto significa que mediante fitohormonas y fitotransmisores existe una enorme cantidad de traspase de información en las raíces, y más concretamente en estas zonas pre-apicales. Una hipótesis muy bonita dice que las plantas son en realidad seres que viven "boca abajo" y presentan sus organos sexuales, osea las flores, cara artriba junto con sus "herramientas" para comer, oseasé las hojas cargadas de clorofila que hacen la fotosíntesis. 
Figura sacada de un artículo de Stefano Mancuso
que representa el intercambio de proteínas y Fitohormonas en el ápice radicular

     Ni que decir tiene que la planta siente. Cada punta de raíz es capaz de percibir y monitorizar continuamente y a la vez como mínimo quince parámetros distintos físicos y químicos (temperatura, luz, gravedad, presencia de nutrientes, oxígeno). Cuando se le realiza un corte a una planta, se desencadena una serie de reacciones biológicas y se segregan fotohormonas que hacen que la herida se cicatrice.

     Las plantas se mueven. Lo hacen en otra escala temporal, pero basta con ver un vídeo de una plántula buscando el sol a cámara rápida para darnos cuenta de que estamos ante seres móviles, y mucho. Por no hablar de ejemplos más evidentes como las plantas carnívoras o la famosa mimosa pudica, cuyo mecanismo de encogimiento foliar es sorprendente.



Gift animado de una mimosa pudica y su mecanismo de "plegado"


     Las plantas son organismos que son activamente construidos en respuesta a un ambiente extremadamente cambiante y que toma decisiones que aseguran la supervivencia. Son en definitiva organismos también hermanos a los cuales comprendemos menos por nuestra lejanía genética. Dejo un enlace de una muy buena conferencia de Stefano Macunso que resume de un modo muy visual todo esto.





2 comentarios:

  1. Tremendamente interesante tu blog... no alcanzo a entender por qué razón no está infectado de comentarios. Por no saturar, me limitaré a comentar este post pues, como vegetariana, me ha resultado especialmente estimulante. Desde este punto de vista, parece que la única postura realmente coherente de un antiespecista a ultranza sería el frugivorismo, que no tengo claro si podría cubrir todas las necesidades nutricionales de un ser humano, como sí parece hacerlo con algunos primates. Hasta donde yo sé, al menos la carencia de vitamina B12 habría que afrontarla mediante suplementos, como ya hacen los veganos. Por no hablar de que en las sociedades postindustriales es un modo de alimentación que puede afectar notablemente a la vida social del practicante, y en consecuencia a su bienestar psicológico, lo cual no es ninguna tontería pues, como se dice vulgarmente, "no sólo de pan vive el hombre". Yo, por el momento, sigo reivindicando el vegetarianismo como el tipo de alimentación óptima en este tipo de sociedades pues, habiendo sido ya sobradamente comprobado -o eso creo- su viabilidad (millones de personas gozamos de buena salud con este tipo de alimentación) y atendiendo a principios de eficiencia, control de huella ecológica y ética, en definitiva se trata de una filosofía de vida basada en asegurar la propia supervivencia jodiendo al prójimo lo menos posible.

    Saludos,

    casiopea :)

    ResponderEliminar
  2. Infestado, no infectado XD

    ResponderEliminar