martes, 4 de noviembre de 2014

¿Porque el médico nos recetaba Coca-Cola cuando estábamos enfermos?

    

      No se si os ha ocurrido a vosotros, pero yo tengo extraños recuerdos de cuando estaba enfermo de pequeño y me obligaban a tomarme una lata de Coca-Cola en la sala de esperas del hospital. Sin duda alguna esta extraña fechoría pseudopropagandística era una idea del médico y no de mis padres.

     Unos años después de desarrollar pensamiento crítico me pregunté el porqué de estas extrañas terapias. ¿Porqué el médico en vez de recetarme medicinas convencionales, me mandaba beber una lata de una bebida carbonatada? Esto puede parecer absurdo pero no lo es, y de hecho tiene una explicación muy básica y sencilla.

     La  Coca-Cola, como muchas otras bebidas hiperglucémicas aporta mucha cantidad de agua, sales y azúcares, que es curiosamente lo que perdemos en muchas de las enfermedades clásicas que cursan con diarrea cuando somos jóvenes (gastroenterítis y demás desarreglos intestinales). Ésta es la única explicación, ya que la  Coca-Cola no hace absolutamente nada a nivel curativo.

     Nuestro médico nos podría haber dado cualquier otra bebida en vez de ésta.


Nueva aportación al post: La cocacola es una bebida muy ácida, con un pH cercano a 3. Cuando tenemos una infección bacteriana en el estómago, las bacterias elevan el pH del mismo, haciendo que éste sea incapaz de digerir correctamente los alimentos. Como el pH natural de nuestro estómago es muy bajo, (alrededor de 1.5), la cocacola con su acidez ayuda a devolver artificialmente los niveles de acidez basales del estómago y así erradicar la bacteria patógena responsable de nuestra gastroenteritis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario